22.1.10

Hay Que Asumirlo

A veces me parece un pedante muy peligroso y otras me da por saco su suficiencia, pero en casos como la estupidez que asola en los telediarios con lo de Haití, me veo obligado a poner un extracto de un artículo de Pérez-Reverte que, quizá, duela a los buenrollistas, pero que dice cosas que igual hace falta recordar:

"(...)el mundo es un lugar peligroso, lleno de hijos de puta casuales o deliberados. Donde, además, las guerras matan, los aviones se caen, los barcos se hunden, los volcanes revientan, los leones comen carne, y cada Titanic, por barato e insumergible que lo venda la agencia de viajes, tiene su iceberg particular esperando en la proa."

Por éso, cuando un periodista sale en el aeropuerto de Haití, asegurado por marines, sin atreverse a pasaearse por esos supuestos suburbios tan maltratados, o directamente saca rédito publicitario de la tragedia sin moverse de su plató, me dan ganas de mandarlo a cubrir un posado de Ana Obregón, que a veces parece que es lo único para lo que sirven.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada