14.12.09

Culpas De Rebote

A ver, que la cosa es un poco entrelazada, pero entre todos lo podemos desentrelazar:

1) Un impresentable de Telemadrid (no es redundancia, es que es especialmente impresentable) suelta por esa boquita que les caracteriza que si él (en persona, con la melena y las gafas) pudiera matar a 15 o 20 miembros de Al Qaeda para liberar a los cooperantes secuestrados en mauritania lo haría sin la menor duda. Con hacerles ver un informativo de TM ya se las tendrían que ver con la Haya, opino yo.

2) En El Intermedio, programa de Humor presentado por El Gran Wyoming, manipulan CLARAMENTE el vídeo para burlarse del espíritu belicoso del Rambo de la melena aplastada, de forma que parece que diga "mataría a 15 o 20 jóvenes" o "mataría a 15 o 20 pacifistas". No creo que nadie en su sano juicio pueda pensar que el vídeo tenía una intención informativa, pero dado lo que entienden en TeleMadrid por informativos, vaya usted a saber.



3) SúperPeriodista justiciero anuncia que denunciará a La Sexta, Wyoming, Roures, Milikito y Dios y su padre por llamarle "asesino". Debe estar acostumbrado a que le llamen "facha" y piensa que no es lo mismo.

4) En una pelea de bar alguien propina una patada a SuperRambo y lo manda al hospital. Tal como se las gasta, está claro quién fue: el único que tendría huevos: Chuck Norris.

5) En algunos foros de Internet, algunos seguidores de El Intermedio se alegran de la paliza. No seré yo quien les dé la razón. Pero tampoco se la quito. Simplemente, si a ese señor lo revientan a hostias en una pelea de bar, tampoco me echaría a llorar.

6) Acorralado y magullado, el gafotas dice que la culpa de la patada es... ¡Del Wyoming!

7) Y lo mejor, para el final: ¡Esperanza Aguirre dice que tiene razón!

Yo estoy en contra de la violencia y tal, pero, al autor del ostión en concreto, ¿se le conoce?

¿Acepta encargos?

26.11.09

Tres. Cero.


Hoy abandono definitivamente la veintena, y ya me han felicitado un par de personas por el Facebook, otro par por teléfono, y puedo decir que, aparte del jodío paro, no tengo motivo alguno para declararme en crisis: acabé mis carreras, abandoné un empleo que no me llevaba a ninguna parte y creo que es cuestión de tiempo que pueda empezar a ganarme la vida con lo que siempre me ha gustado de verdad.

Sin embargo, todo éso no es nada si pienso en el regalo que tuve cuando tenía 23 años. Lo digo bien: no fue por mi 23 cumpleaños, sino 5 meses después de cumplirlos. Desde hace 6 años y medio, me despierto cada mañana junto a ese regalo, y aún no ha dejado de sorprenderme. No se gasta; no pierde poco a poco el interés, no pasa de moda, y cada vez que lo veo, más bonito me parece.

Siempre he pensado que las crisis de la edad son un poco una chorrada, pero quizá es porque no puedo declararme nunca en crisis mientras tenga a mi lado a quien tengo, porque es como para pensar que tanta suerte junta no da derecho a queja.

Y ya está. Gracias a todos los que se acuerdan de mí, y felicidades a mí mismo por el regalo que me hice del primer día de Febrero de 2003.

16.11.09

SubtituNormalidad

Dios mío. Pensé que después de lo de La Carne Rota, y después de entrar en razón y decidir trabajar en mac, estas cosas ya no me pasarían.

Me encargaron unos subtítulos, urgentes, en formato .stl (DVD Maestro). Como yo siempre he subtitulado directamente en Encore, lo hice desde ahí, pensando ingenuamente que el asunto del formato sería fácilmente subsanable una vez obtenido un .txt exportado desde Encore.

Como siempre me pasa con los formatos de exportación (recordemos mi infierno particular con el OMF), me equivoqué, y me dí cuenta cuando el grueso del trabajo, osea la sincronización de los subtñitulos con el TC de la imagen, ya estaba hecha.

Resulta que el tal .stl es un formato que sólo son capaces de crear ciertos programas de subtítulos, bastante específicos. Trabajando en Mac, llegué a la conclusión de que el mejor era Jubler, una aplicación Java de subtitulación directa, con capacidad de importación de .txt. Peeero esa capacidad de importación no es, digamos, muy flexible.

NOTA PARA SUBTITULADORES (si los hay, ahí fuera): atentos, niños. Coco os va a enseñar cómo debe ser un .txt de subtítulos para que jubler lo coja sin haceros arder las pupilas de rabia al ver cómo se inventa los tiempos de in y out y mete los tuyos, los que tan cariñosamente te has currado, embebidos en el texto:

Jubler entiende un txt de subtítulos SÓLO si están codificados asíN:

TimeCode In(TAB),TimeCode Out(TAB),(TAB)Texto|segunda línea de texto (si la hay)

Sería algo así como:

00:00:00:00 , 00:00:00:00 , Texto primera línea|texto segunda línea

Fácil, ¿no? Bueno pues hasta llegar a esta conclusión hicieron falta como 3 horas de pruebas, pasar por Excel, y tirarse de los pelos porque, ADEMÁS, Jubler codifica los tiempos en milisegundos, mientras que de toda la vida de Dios en vídeo se ha usado el Time Code en frames. La sorpresa es que tú le cargas los TC en frames y él solito los coloca en su milisegundo correspondiente, en base al FrameRate que le hayas dicho que tiene tu vídeo fuente. Ésto es cojonudo, pero como el programa no te lo dice, tú cargas tus subtítulos y lo que ves es que el jodío pajarraco te los ha cambiado de tiempo (deducir que únicamente te los ha cambiado de unidad es fácil, ya, pero desconfío tanto de los softwares, que yo me pensaba que Dios me estaba castigando por ser un ateo convencido).

Conclusión: hacer los subtítulos directamente en Jubler, y te olvidas de esos problemas. El tema es que yo, que no es que me pase diez horas al día subtitulando pero algunos ratos sí que le he echado, no he encontrado una forma más fácil e intuitiva de crear los subtítulos que en Encore. Así que, si es el caso, recomiendo FERVIENTEMENTE hacerse un documento guía para saber el formato correcto del .txt, y la cosa se quedará en diez minutillos de maquetación (después del currazo de cuadrarlos, claro está). Es más voy a postearlo en el foro de jubler, a ver si así contribuyo de alguna manera, que ya está bien.

12.11.09

10 Años De Lucha

Hace 10 años, una película se plantaba en el mundo para darle una patada en el culo al siglo XX. Fue una apuesta arriesgada, incomprensiblemente financiada por una major (La Fox) que ahora es sinónimo de mierda seca constante, y casi a punto de ser guardada en una lata después del primer visionado. Por suerte, alguien tuvo los huevos necesarios para enseñarla, lo cual no tiene nada de despreciable habida cuenta que es una cinta de 60 millones de dólares cuyo plano final es un insolente plano detalle de una polla enorme.

No, no era Matrix, obviamente. la peli que dio paso al siglo XXI fue El Club De La Lucha.



Después de cascarse la única peli de psicópatas que le llega a la suela del zapato a "El Silencio de los corderos" con "Seven", David Fincher se hizo la picha un lío con "The Game", un guión de Brancato y Ferris (Terminator 3... ¿estos tíos aún no están en la cárcel?) en el que Michael Douglas (perfecto, elegante, ambiguo... en su línea) parecía estar en una historia ultramisteriosa, pero cuyo único enigma era cómo de gilipollas pensaban que éramos los espectadores. El mejor director de publicidad que ha existido jamás necesitaba un proyecto en el que poner corazón, no un thriller al uso en el que dar rienda suelta sin sentido a su incomparable sentido visual.

Y leyó a Chuck Palahniuk. Muy bien tampoco está, el tal Fincher. Dice que leyendo la novela se asustó porque pensaba que le estaban sorbiendo los pensamientos, y decidió hacer la peli; costara lo que costase.

Fueron 60 millones. Para hacernos una idea, vale decir que por aquella época Lucas estaba planeando hacer el Episodio I, que finalmente costó unos 65. Vamos, que para ser una peli en la que vemos cómo a un tipo le queman la mano con lejía no era un mal presupuesto. ¿Dónde se fue la pasta? Viendo la peli, está bastante claro: en hacer historia. Nunca antes nadie había hecho nada parecido. Se suele saludar a Matrix como la polla en vinagre de los fx de fin de siglo, pero John Gaeta se echa a llorar cada vez que ve los créditos de Fight Club, porque son, simplemente, una patada en los huevos a todo el bullet time del mundo:


video


David Fincher es un director de cine a la manera que lo son Ridley Scott, Steven Spielberg, Stanley Kubrick o James Cameron: cineastas totales, la fuerza de cuyas obras radica en que son películas, y no pueden disociarse en un buen guión, con buenos actores, o con una buena música. Son gente que entiende el cine no como la forma de narrar en imágenes lo que ya está en un guión, sino como la forma final de algo que no existe antes. Por éso Alien, leída como relato, es pura serie B, o Terminator sólo hay una (bueno, dos), o Seven no sería lo que es si Fincher no la hubiera dirigido. Lo mismo pasa con el Club de la Lucha. Pocas veces se ha visto un compromiso de un director tan obsesionado con encontrar la forma justa de explicar algo más allá de la dramatización en imágenes. Y para éso necesitaba un arsenal visual que, aunque a algunos les parezca "otra mierda videoclipera" (normalmente, a los que no ven videoclips), es inherente al cine.

Para retratar la extraña historia del Narrador, asistimos a un despliegue de efectos que suele dejarse para la ciencia ficción o la fantasía: cartelería en pantalla, relentizados, imágenes subliminales, capas de sonido (en lo que Fincher es un MAESTRO, ver Zodiac para más señas), y más y más cosas que condenan a la cinta a una posible jubilación anticipada que, 10 años después, aún no le ha llegado. Los Osos de la coca-cola de La Brújula Dorada ya están viejos, pero ésto, no:



Es un jodío tracker de la cara de Brad Pitt. Pero aún funciona.

Hace 10 años, Tyler Durden nos dijo que lo que poseemos acabará por poseernos. Escuchadas hoy, esas palabras no hacen sino confirmar que El Club de La Lucha, pese a lo exagerado de su desarrollo, se quedó corta en algunos aspectos.

Si algún día me lo permiten, la pondré en un cine fórum, en el que haya mucho café y mucho tiempo para discutir.

25.10.09

Dan Ganas De Casarse

Es un vídeo de boda REAL, no un anuncio:

phyllis + adam // same day edit from stillmotion on Vimeo.

El poder del montaje, amigos, e ingentes cantidades de buen gusto.

Desde luego, dan ganas de llamrlaes para que te hagan el video hasta de la fiesta de la circuncision.

23.9.09

Tontos Ilustrados

Este tipo es Vicente Molina Foix:


Es un Tonto Ilustrado, es decir, un tipo que ha leído mucho y muy bueno y sólo por éso ya sabe de todo, y además se permite ir por la vida demostrándolo.

Abundan entre los escritores y los periodistas. Si son ambas cosas, el peligro tiende a 1. Nadie duda de que César Vidal, por ejemplo, es un tipo que ha leído mucho y sabe muchas cosas; y nadie, ni siquiera él, duda de que además es subnormal profundo y a duras penas sabe retener la baba en la boca. Una cosa no tiene que ver con la otra.

El caso es que Vicentito escribe en Tiempo que el cómic es una tontería infantil, que los dibujos animados de arte nada, que es una vergüenza que se dé un premio nacional a un "dibujante de monigotes" y que (ésto es para fliparlo) "UP" es una "chorrada de plastilina".

¿Cómo le explicas a un Tonto Ilustrado la difernecia entre el stop motion y un render 3D? En fin...

Vicente Molina Foix hizo una cosa con forma de película que no vio ni el tato. Se llamaba Sagitario, y en el Fotogramas la pusieron muy bien en su día. Vicente escribe en Fotogramas habitualmente. Fotogramas, cabe aclarar, no es un cómic, claro, es una publicación seria. En fin...

Es evidente que Vicente Molina Foix sabe mucho de ver cine. También sabe escribir. Pero no tiene ni puta idea de hacer cine, como no la tiene de ninguna otra cosa que no sea lo que ha leído o visto repetidamente en toda su vida. Y éso no está mal, pero no es como para estar orgulloso y ponerse en evidencia revelando tu ignorancia pretendiendo que sabes mucho de algo de lo que no tienes ni puta idea y encima para despreciarlo de forma tan perdonavidas.

Yo no leo cómics. No tengo ni puta idea de tebeos, y no me atraen demasiado, quizás porque el cine me absorbe tanto que su lenguaje se me hace ajeno y no me llega. Pero es un problema mío, y por éso no me atrevo a despreciarlo, precisamente porque no quiero quedar como un tonto al hablar de algo de lo que no tengo idea.

Igual si me pagaran por escribir tendría que acabar haciéndolo sobre algo de lo que no sé. Y entonces intentaría documentarme, llevar mi texto por la vía investigadora o informativa, osea, ser neutral. Pero un Tonto Ilustrado está siempre tan pagado de sí mismo que nunca quiere ser neutral, porque cree saber de todo.

Y la caga.

18.9.09

District 9: Vale, Neill, Pero Cálmate Un Poco


En 1982, una nave alienígena se queda "calada" sobre Johannesburgo.

Meses después de esperar un contacto celestial, un rayo destructor sobre algún edificio emblemático o la construcción de alguna vía de circunvalación, los humanos damos el primer paso para saber qué ostias pasa ahí dentro como mejor sabemos: volando la puerta.

En el interior de la nave, descubrimos a más o menos un millón de alienígenas hacinados, desnutridos y en condiciones deplorables. Vamos, que era una patera galáctica. El gobierno sudafricano, en connivencia con una megaempresa de servicios llamada MNU (algo así como la OCP de Robocop), realoja a los extraterrestres en un campo de refugiados vallado en medio de Johannesburgo, conocido como Distrito 9.

Años después, la población alienígena ha crecido hasta casi doblarse, protagoniza altercados, se la relaciona con delincuencia y miseria y, en definitiva, se comporta como cualquier grupo en un guetto: sobrevive. Así que la MNU les ha contruído un segundo campo, alejado de la ciudad, para realojarles y que dejen de dar por saco.

Y en el momento del deshaucio y el realojo, ejército mediante, empieza realmente la peli.

District 9 es una de esas pelis de Ciencia Ficción que tanto me molan, que usan el componente fantástico para radicalizar el discurso al hablar de temas reales espinosos. Al igual que la inconmensurable, imprescindible, totalmente obligatoria Hijos de Los Hombres, se centra en el tema de las diferencias sociales, el racismo, la exclusión y el trato a los extranjeros en nuestro mundo (por cierto, es curioso señalar que "alien" es una palabra que a veces se usa en inglés como sinónimo de "extranjero", literalmente). Y lo hace más a lo bestia aún que aquella, sustituyendo el militarismo inglés por el salvajismo de los gobiernos que han optado por dar más importancia a los resultados que a su imagen pública (¿alguien dijo Rusia?). Y a diferencia de aquella también, se recrea un pelín bastante en ese aspecto violento, descarnado y brutal.

Hijos de los Hombres se fijaba en La Guerra de los Mundos de Spielberg en su estructura, resultando una película íntima y resaltando el drama humano, y dejando la acción, los efectos y la carnaza para momentos puntuales que no hacían sino acentuar la situación, sin ser su leit-motiv. El principal fallo de District 9 es que durante un buen rato es directamente Jungla de Cristal meets Alien Nation, y dedica mucho tiempo y esfuerzo al ruido y la furia. No llega al extremo de banalizar la violencia a base del abuso, como hiciera Terminator Salvation, por ejemplo, pero deja ideas brillantes en el camino de forma imperdonable (cuando Mickus amenaza a Chrstopher con llevar a su hijo a Asuntos Sociales, éso sí hubiera sido digno de ver) y parece encontrar sobre la marcha aquello en lo que decide centrarse (primero el tema social, luego el documental burro, luego el gore, luego la sci-fi deshumanizada, luego el rescate, luego la setpiece de acción, que también va por etapas, luego el rollo catarsis...), confundiendo a mi entender "hacer avanzar la trama" con "quemar etapas, cada una con su tema y su desarrollo aislado".

Lo que sí sabe hacer Blomkamp, de puta madre además, es rodar, y montar. Este tipo sabe distinguir entre ritmo y velocidad, aunque su tono tremendista a lo Greengrass chutado agote un poco, y le meta más caña de la necesaria al sonido. Su estilo es bestia y potente como él solo, usa los fx de forma insultantemente inteligente, y desde luego sabe hacer que sepas dónde estás y qué está ocurriendo, lo cual es un puntazo hoy día. Se nota que se le hace el culo pesicola al ver las pelis de James Cameron (él mismo ha declarado alguna vez ser un rendido admirador del canadiense, pero no haría falta al ver el clímax de District 9 y el gadget que lo protagoniza).

Mención aparte merece Shartlo Copley, el protagonista, un perfecto desconocido hasta ahora, que borda un personaje francamente desagradable y difícilmente empatizable, al que sin embargo consigue insuflarle una complejidad muy interesante.

En resumen, una peli recomendable si bien muy levemente lastrada por un exceso de esquematismo en su desarrollo, pero que consigue erigirse en un buen ejemplo de que la Sci-Fi sigue siendo más efectiva para hablar de temas sociales que toda la filmografía de Fernando León de Aranoa junta.

Lo De France Telecom Es Para Fliparlo

Vía menéame me encuentro con que desde Febrero de 2008 van 23 trabajadores (¡23! ¡Éso son dos equipos de fútbol más utillero!) de France Telecom que se suicidan por, aparentemente, no poder aguantar el estrés y la presión que suponen las al parecer brutales consecuencias de una reestructuración aún más brutal.

El tema del suicidio es bastante delicado y no soy quién para opinar sobre ello, aunque humildemente pienso que atribuir una única causa a algo tan tremendo es un poco simplista; estimo que la situación de alguien que llega a tales extremos debe ser bastante más compleja que lo que podamos sacar en claro ante un café y un rato de parloteo.

Sin embargo, muchos de los comentarios en menéame lo ven muy fácil, y se resumen en un "¿Por un trabajo? Nada, nada, antes es más fácil dejarlo" que, a priori, suena bastante lógico.

Pero pensemos. Nuestra vida se centra en nuestro trabajo, mal que nos pese. Uno "es de" su ciudad, "estudió" tal cosa, pero "ES" aquello en lo que trabaja. es una forma de hablar, pero es bastante ilustrativa de lo bien que nos han metido en la cabeza que somos aquello por lo que nos pagan por ser. En la medida de lo posible, escojemos nuestro lugar de residencia, nuestro momento para tener hijos, y otras cosas mucho menos importantes, en función de las circunstancias que nos ofrece nuestro empleo. Aún a sabiendas de que éstas no dependen, en gran medida, de nosotros.

Desde hace siete meses tengo una vida laboral diferente. Ahoras mismo soy un parado en stand-by, esperando para un empleo temporal, mientras sobrevivo en economía sumergida en un ámbito inestable. Pero durante varios años fui un asalariado de lunes a viernes con un trabajo cualificado, sueldo fijo, pagas y horas extras, estrés postvacacional y toda la pesca. No me arrepiento del cambio, pero decir que fue como cambiar de peluquero sería una estupidez. Y éso que yo fui uno de los gilipollas que, en medio de todo el fregao, se fue de tan maravilloso curro voluntariamente; y aquí llega el quiz de la cuestión: no fue, de hecho, tan voluntariamente, porque la situación venía agravándose desde hacía bien bien un par de años.

Una serie de circunstancias, decisiones y cambios de personalidad dignas de estudio en el seno de la empresa me llevaron de ser un tipo de confianza, válido, currante y con futuro, a un paria molesto, violento, conflictivo, holgazán y con mala fe. Es muy difícil resumir y dar la dimensión adecuada a todas las pequeñas cosas que te llevan a darte cuenta, un día, de que estás rodeado de gente que te quiere lejos y no sabes por qué, mientras otra gente sigue mostrándote su apoyo y su amistad pero no pueden hacer nada para ayudarte. También es difícil expresar con exactitud la rabia y la frustración que se siente al descubrir que un proyecto laboral en el que has puesto años, esfuerzos, ilusiones y sacrificios se te niega porque un hijo de puta con tan malas pulgas como inseguridad y cartón en el cráneo te coge ojeriza y va a por tí. Yo me fui, pero antes aguanté gritos, insultos, desprecios, puñaladas por la espalda, mala reputación y un destierro temporal medio voluntario, medio obligatorio. Durante dos años. Y el no ver salida porque, mal que te pese, tu trabajo es tu medio de vida (no sólo económico, sino que te sientes un profesional de ello y sientes que no sirves para otra cosa), es una nube negra sobre tu cabeza que te persigue constantemente y acaba por nublar todo tu tiempo.

De modo que, si bien no puedo compartir la decisión de esos empleados de France Telecom, sí puedo entender que no consideres tan a la ligera el "pues te vas, y ya está". Existe una ilusión muy reconfortante de que trabajamos para vivir, y no vivimos para trabajar, pero aunque no haya que autoesclavizarse más de lo que nos toca, no podemos autoengañarnos y asumir que tenemos el control sobre éso, porque no es del todo cierto.

En algunos casos, por cierto, vivir para trabajar puede ser la mejor opción, siempre que asumas que aquello a lo que te dedicas, es, además, lo que más te gusta hacer, y además te dejan (o te permites) hacerlo como quieres y como sabes.

9.9.09

Para Definir Lo De Ayer...

Móvil. Extrañeza. Susto. Excusas.

Vueltas a la cabeza. Sonrisa. Incertidumbre...

Prisas.

Más extrañeza. Caras raras. Momento mano: segundos de pánico. Amigo...

Noticia...

Alegría. Indescriptible, abrumadora alegría. Abrazo. Ganas de abrazar más fuerte, pero cuidado!
Otro abrazo fuerte. Sin miedo. Amigo, hermano casi. Puerta. Carmen. Expectación. Más abrazos, llantos, más alegría. Incredulidad, extraña, rebosante.

Calma.

Silencio. Recuerdo. Nostalgia.

Y más alegría.



joooooooooder.

27.8.09

El Follón De La TDT

Para los pocos que me leen, y a instancias de que algunos comentarios de mi señor suegro me llevan a pensar que algunos medios no están informando como deben, procedo a aclarar algunas cosillas sobre por qué, "según La Ser", hay que cambiarse el cacharro de la TDT:

1.- Dentro de unos meses (me da pereza encontrar la fecha exacta, pero pronto) la tele ya no se emitirá en forma de ondas, sino en forma de paquetes, osea, digital. Lo que quiere decir que viene por el mismo sitio (la antena) pero hace falta un cacharro que haga entender a la tele todos esos datos. Ésta es la función del decodificador de TDT.

2.- El hecho de que la señal se digitalice permite ampliar las funciones de la tele. Las más importantes son:
a) poder encriptar el contenido, lo cual permite servir contenidos que para ser vistos requieren que se pague una cuota aparte; exactamente igual que el Plus, por ejemplo.
b) añadir funciones de interactividad a la señal, pudiendo hacer que la tele funcione como Internet (cosa estúpida donde las haya porque INTERNET YA EXISTE)
Estas características son las que se han puesto ahora en lanzamiento gracias al decreto-ley que tan feliz ha hecho a MediaPro y ha conseguido que por primera vez El País haya despertado de su ceguera pro PSOE. No durará, pero está gracioso, ¿no?

3.- Los decodificadores vendidos hasta ahora, salvo extrañas (y caras) excepciones que NO se venden en Media Markt a 39 leuros, no admiten ninguna de las características recogidas en el punto 2. ¿por qué? Pues porque hasta ahora no estaba previsto que se licenciaran esos contenidos.

4.- ¿Y Por qué? Pues al parecer porque era muy difícil y muy poco rentable y técnicamente muy complejo... y porque los derechos del fútbol los tenía la FORTA (las autonómicas), que emite en abierto, y en menor medida el Plus, que emitía migajas, jugosas, pero migajas. Peeero a partir de ahora los tiene MediaPro, que dice que en abierto va a emitir Rita La Cantaora que eso vale muchos cuartos y los Cristianos Ronaldos no los regalan con los yogures; osea que a pagar tóo el mundo. Como el Gobierno dice que el fúmbol es de interés general, pues se emite en TDT, más que nada porque dentro de poco no habrá otra cosa; éso sí, los gordos serán de pago, faltaría más. Y por éso ha habido que darle el turbo al decreto.

5.- Entonces, ¿tengo que cambiarme el cacharro? Respuesta: ¿vas a ver el fútbol de pago? ¿No? Pues entonces no te hace falta. ¿Y vas a aprovechar las funciones interactivas de la TDT, que es como navegar por Internet pero con un mando a distancia en vez de un ratón y por páginas como las de hace 10 años? ¿Tampoco? Pues entonces...

no, no te cambies el cacharro.

6.- ¿Y por qué dice La Ser que hay que cambiarse el cacharro y que esto es una vergüenza y que vaya chapuza? Pues porque si la gente se cambia los cacharros y se pone GolTV se va a dar de baja del Plus que es un contento, y éso a Prisa no le mola pero nada. Y por éso está metiendo caña, porque no le queda otra que cabrear al personal.

Lo único que mola de todo este asunto es que por primera vez en España hay un periódico serio (El Mundo no cuenta, he dicho serio) encabronado por partida doble con el Gobierno y la oposición, y éso, a lo mejor, nos acerca un poco al Primer mundo.

Para más preguntas, pulse 2.

21.8.09

Por Qué No Puntúo Las Pelis


Una de las cosas que más me joden de leer críticas de cine es el temita de las puntuaciones, estrellitas y "pulgares arriba" de los cojones. Ya me parece absurdo que muchas páginas, blogs e incluso revistas y periódicos establezcan la calidad de las películas por comparación con otras. ¿En base a qué podemos decir que "El caballero oscuro" es mejor o peor que "Heat", si aparte de cierta simlitud en el tono y la duración, se parecen como un huevo a una castaña? ¿Cómo se puede comparar "El Padrino"(1972, cine negro, aroma clásico pero profundamente transgesora) a "Ciudadano kane", estrenada 30 años antes, drama biográfico, y que de clásico sólo tiene su inmortalidad?

Es sencillo: no se puede.

El cine no son las Olimpiadas. No se trata de ser mejor, sino de emocionar al público, que a diferencia de los hinchas de un equipo, no se dividen entre los que "quieren disfrutar" y los que "prefieren resultados". Yo cuando me siento a ver una peli me importan un huevo los resultados de taquilla o la puntuación en BlogDeCine (sobre todo ahí), lo que me interesa es que me llegue, punto.

Luego nos rasgamos las vestiduras porque hay gente que considera que las pelis son mejores en función de si son conocidas o ganan mucha pasta. Ese criterio me parece igual de absurdo que el que un tipo, sea un artisa de la crítica, un tipo con criterio, unos pobres diablos soberbios o un gachó simplemente gilipollas, prefiera una película antes que otra. Como si fueran decisiones excluyentes. Qué gilipollez.

Todo ésto viene al caso por este post de Nacho Vigalondo, que se monta una parrafada aún mayor que la mía, porque es más listo y quiere ponernos en antecedentes apelando a nuestra infancia para que nos pongamos de parte de su argumento. Por éso él es director de cine y yo me peleo con el After Effects a ratos.

20.8.09

Cameron Is Back!!

Esos azules, esos objetivos cortos, esas panorámicas enOOOrmes, esa suntuosidad, ese gustillo por el mamotretismo militar ochentero...



Mierda pa los "pues me esperaba más". Ven dos minutos en streaming y ya se creen los putos amos.

Yo digo: lo va a petar.

17.8.09

16.8.09

Pelis Que Molan: La Guía del Autoestopista Galáctico

Allá por 2003, Fotogramas informaba escuetamente de que la Disney iba a estrenar escalonadamente una peli basada en las "famosas" novelas de Douglas Adams, que al parecer eran toda una sensación en los países anglosajones, absolutamente desconocidas en España.

Una razón más para emigrar, que diría El Pianista.

La foto que acompañaba la noticia era ésta:

"Otra mierda pa vender muñecos", pensé yo, en mi inmensa sabiduría que iba de Springsteen a Spielberg y pare de contar.

Pero al acercarse el estreno, y gracias al Mejor Invento De La Humanidad Después de La Coca-cola (alabada sea), Internet, fui leyendo y engrescándome de tal manera que no pude más que ir a verla antes de que la sacaran de cartel en el único cine de Barcelona que la pusieron (se nota cuando Disney le pone ganas).

Fue une experiencia que aún hoy no he conseguido superar. Nos compramos los libros, nos hicimos fans absolutos. Quedamos como gilipollas muchas veces recomendando la historia e intentando explicar de dónde venía. Pero a ver cómo no quedas como un gilipollas cuando dices que has ido a ver una peli sobre un tipo que es rescatado de La Tierra segundos antes de que ésta sea destruída para viajar por el Universo en una nave movida por la Energía de la Improbabilidad Infinita, vestido con un albornoz, y acompañado de un tipo de dos cabezas, una terrestre superinteligente, un extraterrestre crápula que escribe guías de viaje interestelares y un androide depresivo. Y perseguido por una raza de monstruos burócratas y malhumorados que sólo saben destruir y marear con papeles.

LGDAG es una locura. Es comedia de ciencia ficción cachonda y absurda extrema; extrema en ciencia, en ficción, en comedia, en cachondeo y en absurdez. Por éso es tan buena. Porque no tiene miedo. Adams no lo tenía al escribir (nos ha jodío, con lo bien que lo hacía) ni Jenkins lo tiene al llevar a la pantalla semejante montón de chorradas. Por éso aprueban con nota.

La peli es una apuesta por la fidelidad al espíritu ultramegafriki del libro y no hace concesión alguna al comercialismo ni a la convencionalidad. Tiene dos cojones como dos pianos y sale airosa, porque se basa en un texto que no tiene desperdicio a la hora de poner en ridículo todo cuanto se pone a su paso, desde la consbida flema inglesa hasta el mismísimo género que practica, la ciencia ficción. Demuestra que la mejor manera de que algo sea ridículo es tomárselo demasiado en serio, y por éso es la antítesis de 2001, aunque sorprendentemente sea un referente al mismo nivel de consideración. ¿Cómo es posible? Porque debajo de toda la capa de gamberrismo y surrealismo, la ciencia ficción que practica LGDAG es genuina: se pregunta sobre el ser humano, aunque la respuesta se dé con un palillo entre los dientes y una caña fría en la mano.

Después de muchos intentos y de fracasar estrepitosamente en difundir la palabra entre nuestros conocidos, hemos llegado a la conclusión de que La Guía De Autoestopista Galáctico no se puede explicar. Se tiene que descubrir. Y poco a poco entrar en su mundo y descubrir cómo ha influído en la cultura popular de los últimos 30 años, sin nosotros saberlo. Ha dado nombre a grupos de música (Level 42, Babelfish), a canciones (Paranoid Android), a software (Trillian, Babelfish), a hardware (Deep Blue era una referencia a Deep Thought), y tiene la Respuesta a La Vida, El Universo Y Todo Lo Demás.

Este post no cuenta nada más ue lo que lo mola esta peli. Pero es que hay cosas que no se pueden explicar. Sin embargo, se pueden dar un par de razones para correr a descubrir esta peli (y no acabar...):
-El protagonista pasa toda la historia vestido con un albornoz y con un pez en la oreja para poder entenderse con el resto.
-Hay una raza de extraterrestres que practica "Poesía Asesina".
-Sale un robot en cuyo interior está R2/Willow, y que habla con la voz de Snape.
-En un momento dado, una nave se convierte en un inmenso ovillo de lana.
-Sale un señor llamado Slartibarfasr, que es el diseñador de los Fiordos de Noruega (le dieron un premio por éso).
-En el mejor momento del film, entramos en el interior de una ¡Fábrica de Planetas!
-Algunas puertas suspiran al abrirse.
-Una ballena toma conciencia de sí misma antes de morir. Justo en ese mismo momento, un cesto de petunias exclama "¡Otra vez no!".

Si todo ésto no te parece suficiente motivo, siempre puedes pasar, pero no olvides, siempre, escuchar a los delfines:

12.8.09

Me Como El Sombrero


Hace tiempo escribí una gilipollez como un piano acerca de que no me gustaban los Macs y de que no hacía falta, si se tenía un buen PC, gastarse una pasta en una pijada manzanil.

Sigo pensando que el rollo fanboy de los maqueros es un poco ridículo, pero desde que disfruto del uso de un iMac de 24'' tengo que decirlo: es comprensible.

Creo que es justo que ahora me regodee en mi proia estupidez y me autorebata, palabra que no sé si existe pero desde luego no es un verbo insano:

"Los Macs son mejores para el tratamiento de imágenes".
Es incorrecto. Los Macs son mejores, a secas. No sólo a un nivel puramente técnico, sino de ergonomia, de usabilidad, de comodidad yde funcionalidad. Simplemente están mejor hechos, incuso que PCs de marca tan o más caros que un Mac.

“El hardware de los Macs está mejor ensamblado y optimizado al estar fabricado todo bajo el mismo patrón de compatibilidad”
No es por el patrón de compatibilidad, es por la calidad de los componentes y el nivel del acabado. Mi iMac es tan silencioso apagado como encendido. Y se calienta cuando funciona, pero ni de lejos como la torre de la tostadora que tenía antes a medio metro, teniéndolo ahora a dos palmos del jeto y con la pantalla integrada.
Y lo de que qieda obsoleto lo escribí por desconocimiento. Son tan ampliables y configurables como cualquier PC... de marca, ésto es, con cuidadito y sin componentes de PCGreen de a euro el kilo.

“Microsoft e IBM, los principales impulsores de los PCs, son multinacionales despiadadas que fomentan el monopolio y la explotación de trabajadores del tercer mundo”
Sigo pensando que juzgar un producto por la imagen de su compañía es una estupidez. Ni todo lo que hace Microsoft es una mierda ni todo lo que hace Apple es chachi de la muerte (pantallas glossy, abandonar el Firewire 400, que el ordenador traiga sólo 8 conectores en total, que no tenga lector de tarjetas y la unidad DVD sin badeja que no admite discos pequeños son cagadas de órdago, por ejemplo). Por esa regla de 3, no podríamos ni vestirnos, ni comer, ni usar nada de prácticamente ninguna compañía.

“Apple, en realidad, inventó el sistema de ventanas que luego copió Microsoft vilmente”
Bueno, sólo hay que ver hacia dónde va el diseño de los teléfonos móviles y los mp3 para ver que, de un tiempo a esta parte, las ideas salen de Cupertino, y el resto van detrás.

“Apple se ha mantenido en el mercado como empresa fuerte a pesar del monopolio de Microsoft. Algo bueno tendrá”
Desde luego, lo mejor que se puede decir de Apple es que ha seguido con su política a lo largo de los años: basar su éxito en la calidad de sus productos, y no en hacerlos masivos para poder bajar los precios. Aunque sí es cierto que
a veces abusan de su propia imagen y de ese aura de "es caro porque es bueno". Aunque la mayoría de las veces es cierto.

“El logo de la manzana mola más que una especie de cuadrado de colores deforme”
Sigue siendo una estupidez de defensa, pero lo que sí es cierto es que en todo lo referente a imagen (y aquí incluyo la apariencia de Mac OS, simplemente perfecta) van MUY por delante de todo el mundo. Una vez usado un Mac, Windows parece del neolítico.

“Los Macs no se cuelgan”
Ésto, amigos, sigue sin ser verdad, pero desde luego la gestión de crashes de MacOS no tiene nada que ver con Windows: cuando un programa no responde, no bloquea el sistema; éste sigue funcionado y permite matar la aplicación inmediatamente y sin problemas. Realmente sale de las aplicaciones. En los dos meses que llevo con el iMac, tan sólo he tenido que reinicar una vez por conflictos de software: el Premiere, programa que también funciona en Windows, que se emperraba en congelarse al arrancar. Cuando ya iba a reinstalar todo el paquete, se me ocurrió reiniciar, y ay: 45 segundos después, ya podía arrancar la aplicación normalmente. No, desde luego es otra historia.

“Nosotros no necesitamos más que un botón en el ratón y eso es mucho más estético”
Otra gilipollez por mi parte. El ratón que viene de serie sólo tiene un botón y una bolita, pero entre los dos acumulan 4 zonas sensibles, que por supuesto tienen su utilidad ya pensada en el sistema operativo (lo de la zona central para llamar a los widgets me llegó, el primer día) y se pueden programar para aplicaciones específicas.

“Los Macs son más bonitos”
No hay discusión posible. En cada uno de sus momentos, los Mac son la vanguardia estética. No es que sea muy importante, pero teniendo en cuenta lo que duran, el hecho de que al menos les cueste pasar de moda es un punto a su favor.

“Steve Jobs es más guapo y más molón que Bill Gates”
Sigue siendo verdad, pero da un poquillo de grima ese seguidismo casi religioso.

En realidad, es un ordenador cojonudo. Punto. Uno se puede consolar en que su torre PC de 400 euros hace lo mismo que un Mac, pero es la calidad de la experiencia lo que los diferencia. A los dos minutos de arrancar el Mac, ya tenía mi cuenta de correo recibiendo mensajes. Sin instalar nada ni enchufar más que UN cable, tenía ante mí un bicho con webcam, altavoces, micrófono, bluetooth y wi-fi. Sincronicé el calendario con el de mi móvil en 3 clics con un software que venía por defecto. Mi novia imprime desde su portátil con Windows XP a través del iMac sin redes ni historias, simplemente porque los dos estamos conectados al mismo router (ambos por wifi). Hasta puedo usar la XBOX como media center y ver en ella los vídeos del iMac, con un simple plugin para el AirPort.

Ni que decir tiene que editando vídeo y con el After Effects la cosa va como la seda, a pesar de contar con sólo 256 megas de tarjeta gráfica. Así de optimizado está el rendimiento.

En definitiva, si hay algo que se puedo decir de un Mac en contra de un PC, es que son como un microondas: los enciendas, los usas, y ya está. No necesitas saber cómo funcionan, simplemente porque funcionan.

Noche De Estrellas


Hoy es San lorenzo (¡Chencho!) y éso significa que si tuviéramos la suerte de vivir en un sitio sin contaminación lumínica, podríamos disfrutar de la lluvia de las Perseidas.

Lo que es, se puede entender prefectamente, como siempre, leyendo aquí.

Lo que sugiere, evoca o inspire a cada cual, pues es para guardárselo.

10.8.09

Sin Insultos

No hay palabras ni insultos ni exabruptos ni ofensas en mi vocabulario para expresar la repugnancia que me inspira este señor y sus declaraciones:
Este Hijo de su Santísima Madre cree que el primer paso para sentarse a negociar el diálogo social es que se acepte una bajada de sueldos de al menos el 1%. De entrada.

El 1% de lo que este mamarracho cobra por lo que sea que haga debe ser un pastón pero le debe seguir dejando para regar la popa del yate. Un 1% no es nada. Son 750 gramos de mi cuerpo. 10 euros de mi prestación de desempleo. Apenas una lata de cocacola llena de mi sangre. ¿La quieres? Ven a cogerla si tienes huevos, caradura.

Es increíble que por cosas como estas no estemos quemando a gente en las plazas. En muchos de los fregaos que tenemos montados nos hemos metido solitos, pero desde luego hay una panda de hijos de puta que tendría que armarse de valor para soltar lo que suelta por la boca sin guardaespaldas cerca.

Propongo algo más constructiva y menos traumático. Hace algunos años, cuando este país vivía en la Edad Media que tanto les mola al Bigotes Cachas y su patulea de serpientes rastreras, este interfecto se apropió de unos 300 millones de euros procedentes de las arcas del estado (ése que pagamos todos) por vía de una "ayudita" de la SEPI para que su empresa, la humilde agencia de barrio Viajes Marsans, reflotara una pequeña compañía de transportes, Aerolíneas Argentinas. 300 millones de leuros. Suena bestia, pero en pesetas es para flipar: 50.000 millones.

El 1% de lo que NOS robó el chorizo éste son 500 millones de pesetas. 3 millones de euros no nos sacarán de esta puta crisis, pero igual se los podríamos quitar cada mes de la nómina al buen señor. Al fin y al cabo, son nuestros. Y así igual veríamos la luz al final del túnel...

... que si el mundo fuera justo, sería la que emitiría la hoguera en la que quemáramos a este pobre de espíritu.

Siento la bilis, pero llevo unos días de un susto tremendo con uno de los gatos, y tener que sufrir por la pasta que cuesta salvar a un ser vivo, cuando hay tanto saco de carne ocupando espacio...

Menú Familiar de Carrefour


Por más que me esfuerzo, soy incapaz de entender la nueva campaña de Carreful. Se supone que han puesto una serie de productos básicos en modo "lanzadera" a un precio que permitiría a una familia de cuatro miembros (ahí, innovando) alimentarse por 28 leurus a la semana.

Primero pensé que era una tarifa plana. Pones 7 euros por persona y semana y te llevas todo lo que esté en esa oferta. No sería una mala política. Pero no.

Luego pensé que igual eran cestas. Como las de Navidad, pero en barato y en básico, sustituyendo el turrón que nadie quiere por las galletas imprescindibles para el crecimiento óptimo de tus 1,8 niños. Por 28 euros te llevas un lote que permite a tu familia estadísticamente ejemplar no morir de inanición de aquí al domingo. Y si traes de vuelta la cesta vacía, te la rellenamos descontándote su coste en la próxima compra, que hay que ser ecológicos.

Pero tampoco.

Resulta que han hecho un menú semanal modelo para una famlia modelo con productos modelo, y luego les han puesto a esos productos el cartelico de "estoy en el menú" en el estante. Pero los han diseminado por todo el Hiper! Que para hacerte un menú de esos hay que ir con una libretica, es más difícil que pedir a Telepizza!

Desde aquí propongo al señor Carre y al señor Ful que se replanteen el sistema, porque lo que es yo francamente no me cosco de cómo va ni de cómo me ayuda a ahorrar.

Claro que en casa somos cuatro, pero dos no estamos casados y los otros dos andan a cuatro patas. Igual esa promoción no es para nosotros.

8.8.09

Up: Más y Más Alto cada Vez


Que Pixar es al cine lo que Los Beatles a la música es innegable a estas alturas: son los mejores, lo saben, venden hagan lo que hagan, y por éso hacen lo que les da la puta gana, y como son los mejores, lo que les da la puta gana es simplemente genial. Tienen momentos de piloto automático (Cars) y peligrosas incursiones en la fórmula "cualquier cosa que haga mola" (Ratatouille), pero aún esos pequeños riesgos aprueban con nota y pasan el rodillo al resto sin esfuerzo; sin contar, claro, que de vez en cuando se cascan una reinvención de la animación, y de lo que sea ésto de hacer películas, absolutamente incontestable: los 30 primeros minutos de Wall·E, que simplemente pondrían a Chaplin verde de envidia.

Por éso no es de extrañar que UP sólo la puedan hacer ellos. Una peli de animación veraniega con un protagonista "inmuñecable", cimentada en una imagen conceptual entre lo perplejamente chorra y lo peligrosamente cursi (una casita flotante sostenida por globos) sería una idea directamente descartada por cualquiera estudio, Disney incluído. Pero es como la portada de Abbey Road: a estas alturas, hagamos lo que hagamos, será una genialidad. Y lo es.

UP amenaza seriamente a Wall·E en su trono de mejor secuencia de animación ever made en los 10 minutos más brutalmente adultos de toda su filmografía. Nos cuentan toda una vida matrimonial en un "montage", dramones y tragedias incluídas, sin concesiones infantiles a la vista. Después, la peli se torna de nuevo ejemplo de la sinceridad con la que Pixar aborda todos sus proyectos, ésto es: tenemos una idea, la vamos a exprimir al máximo, pero para ello primero la tenemos que defender a muerte.

Y vaya si lo hacen. El despegue de Fredrickson a bordo de su casa flotante es un alarde de "aquí estoy yo" que, si bien técnicamente es simplemente perfecta (osea, lo normal en Pixar, pero no es... brillante, no como el arreglo de la sopa de Ratatouille), sí que establece las bases del tono del resto de la peli como hace tiempo que no vemos en ningún sitio: sobria, fácil, casi sesentera, y si no fuera por el 3D, bastante funcional... teniendo en cuenta que estamos viendo una casa elevarse por una ciudad colgando de miles de globos de colores, insisto.

Sin embargo, hay un cacho a partir de ahí en que la historia entra peligrosamente en el terreno de la Disney más Defcon 2: niño, paisaje exótico desconocido, mascota parlante, segunda mascota extravagante, más mascotas parlantes, malo de opereta, persecución frenética stándard... Cuidao! Lo que salva todo este panorama del cliché es, de nuevo, el compromiso de la peli consigo misma: el protagonista sigue siendo un yayu achacoso y cascarrabias, que sigue persiguiendo su objetivo a pesar de los escollos, y que, atención, lleva su casa flotante atada a su cuerpo mediante la maguera del jardín. Toma obstinación.

Por supuesto, el desarrollo de la historia, una vez encajado el puzzle de cuatro piezas puesto ahí para los críos, es bastante rutinario. Porque lo que de verdad le interesa a Docter es volver continuamente al dolor, a la pérdida y a la evolución dramática absolutamente modélica de Fredrikson, que encima no viene de parte del niño, como es de esperar nada más verle aparecer, sino de su propio pasado, cristalizado en una escena que no por previsible te deja ir sin soltar al menos un respingo.

UP es una peli muy bonita y muy bien armada que gana a Wall·E en su fe ciega en sí misma. Sin embargo, no llega a los niveles de detalle, amargura y "Go Beyond" de aquella. Dicho ésto, representa con mucho el mejor espítiru de Pixar en cuanto a lo que supone la animación como género: un vehículo que, una vez que los fx han hecho posible cualquier cosa en imagen real, permita contar historias que simplemente no caben en otro formato que no sea el animado. Los Increíbles caben. Ratatouille puede. UP, a pesar de estar protagonizada por humanos, definitivamente no. Y éso me parece más mérito que cualquier otro.

PD: El perfecto ejemplo de ésto es el corto que la precede, "Tiempo tormentoso", o una muestra de que la perfección técnica no es en absoluto lo que hace de Pixar el último lugar de vida inteligente de Hollywood.

PD2: El 3D, una vez pasado el "Guau" inicial, no molesta en absoluto. Claro que era una peli de Pixar. Es posible que hayan sabido llevarlo tan bien como todo; pero dudo que todas las pelis de este formato no se rindan al "ya, pero ¿ves? ¡nuestra mierda es en 3D!" que ha acompañado a los avances técnico toda la vida. Yo me espero a Avatar para ver si aporta algo real, aparte de sacarte la pasta.

1.7.09

Lo Más Importante

Ayer discutíamos en el ensayo si el hecho de que Britney Spears, por ejemplo, haga playback mientras baila en sus conciertos, es un fraude. Había quien decía que la música es lo importante, y yo que en algunos casos (La Spears es el paradigma) la música sólo es parte del espectáculo. Supongo que es cuestión de puntos de vista y de prioridades, pero bueno, siempre he pensado que una obra es un paquete, no sólo su esencia, porque si no, haría mucho tiempo que habríamos agotado las ideas.

Es como en el cine. Decir que lo más importante de una peli es el guión es como decir que lo único importante de una canción es la letra. Vamos a ver. Quien quiera sólo buenas historias, que lea libros. Gastarse una fortuna en poner una historia en imágenes TIENE que aportar valor añadido. Hace poco leí una crítica del Director's Cut de Blade Runner que se estrenó el año pasado y en ella se decía que era un espectáculo vacío, y que Ridely Scott no era realmente un cineasta, sino simplemente un tipo con una visión estética apabullante y mucha capacidad de adaptar ésta a lo que está contando. Pero que el guión flojea, y por éso es una peli sobrevalorada.

"Un tipo con una visión estética apabullante y mucha capacidad de adaptar ésta a lo que está contando" ES LA JODÍA DEFINICIÓN DE UN CINEASTA. Igual que las canciones no son poesía con música. Igual que los conciertos no son alguien cantando y el resto de comparsa.

Hasta los Hewitts de no darle importancia a los detalles, al acabado, a las obras. Por esa regla de 3, el David de Migual Ángel es mérito de la montaña de mármol, no te jode.

26.6.09

Mal Día Para Dejar de Bailar...

Hoy me he despertado con una noticia que siempre pensé que sería lo que marcara que me estaba haciendo viejo:

MICHAEL JACKSON HA MUERTO.

Al parecer ha sufrido un paro cardiaco a los 50 años. Muchos dirán que era joven para morirse. La verdad es que, a pesar de haber sido un niño toda su vida, nunca lo fue realmente: estaba currando desde los 6 años.

Ahora va a ser la bomba. seguramente en nuestro país de pseudoperiodistas incultos y corazoneros dirán que no es para tanto, que estaba acabado y que bueno, pues mira todo lo que hizo y esta tontería y aquella otra. Sea lo que sea lo que digan, no estará a la altura; porque Michael Jackson ers un icono, le pese a quien le pese y tenga la imagen que tenga a estas alturas. Vendió más que nadie. Hizo música como nadie. Hizo videoclips como nadie (muchos de los que nos dedicamos a ésto no tendríamos vocación alguna si no fuera en parte por él). Fue uno de los últimos hitos de la historia de la música, ese arte milenario que ahora está más preocupado en arañarnos céntimos porque no sabe llegar a nosotros como hacía él.

En El País ya han dicho que desde thriller no hizo nada a derechas. Bad, Dangerous, Blak Or White, Dance On The Dance Floor son sólo algunos de los "accidentes" posteriores en forma de discos. La lista de canciones es simplemente inabarcable. Hay cierta gente que simplemente nos queda grande.

Gracias, MJ, por la música.

8.6.09

Cuando La Publi es Arte

Todos hemos visto spots acojonantes, pero pocos son capaces de crear escuela:

1.- El sueño de ellas / el sueño de ellos:



2.- El tipo que quería un "Walk-In Fridge" y le vendieron una "Walking Fridge".




Y 3.- Lo que los tipos que no beben Heineken piensan del invento:



Si en Hollywood tuvieran esos cocos, la palabra "remake" sería un insulto.

5.6.09

MadreDelAmorHermoso

MS Paint, ese denostado programa que viene de serie en los Güindous y que no usamos ni para hacer carteles de "se vende moto"...

...un ARTISTA, así, con mayúsculas...

...y UN HUEVO de tiempo...

... y el resultado:
¿poco impresionad@?

Mejor en su tamaño original.

1.6.09

Star Trek: la fórmula friki-blockbuster perfecta


A primera vista, una peli veraniega sobre viajes espaciales, malos maquillados y actores jóvenes y guapos sólo tiene dos posibilidades: ser una gilipollez o petarlo en taquilla. JJ Abrams ha encontrado una fórmula que no consigue ninguna de las dos cosas, pero sí algo insospechado: que te olvides de todo el Star Trek anterior si no te atraía, y que te mole aún más si eras fan. Ha encontrado la fórmula del equilibrio entre el frikismo del tipo gafotas collejil del que tiene aspecto, y la capacidad de crear fenómenos comerciales sin precedentes del inteligentísimo productor/director/creador que es.

No es extraño, pensando que viene de un mundo que persigue aunar en sus productos la capacidad de enganche a priori con la fidelidad del frikismo: la tele. Lost o Alias no andan escasas de una mitología tan intrincada y orgullosamente vergonzante como la de Star Trek-serie. de hecho, es absurdo que se diga que JJ no era muy apropiado para hacer esta peli, porque considerando que sus creaciones televisivas beben directamente de la tele de los años 60, y que su anterior y hasta entonces única peli era Mission:Impossible 3, su nombre era prácticamente el único de una lista muy corta de gente capaz de hacer lo que ha hecho: que a mi novia le guste Star Trek.

Como película, es un blockbuster clásico, de esos que Kurtzman y Orci están aprendiendo a hacer a base de contar sus guiones por taquillazos y hacerlos cada vez mejores, más finos, mejor diseñados: ritmo endiablado; personajes bien desarrollados pero ligeros, susceptibles de ser interpretados por actores-guapos-pero-no-aostiables (el esfuerzo de Pine en este sentido es bastante loable, como el de LaBeouf en Transformers); set-pieces de acción que permitan lucirse a la vez a los de la ILM y no hagan levantar una ceja al espectador con un cerebro de más de 12 años; capacidad de integrar mitologías diversas en la trama, desde la propia de la serie (el Kobayashi Maru, simplemente mítico) hasta la del director (pedir Slusho en el bar de la pelea), pasando por la de los clásicos (lo primero que pide Scotty al llegar a la Enterprise es UNA TOALLA, joder). Eso sí, los chavales tienen bastante con éso, porque a la hora de diseñar la historia...




Pero bueno, si a ésto le unimos actores serios pero en estado de "me estoy ganando la pasta, pero como molo", efectos y luces Spielbergianas a muerte, y un montaje del que debería aprender Iron Man para su secuela, tenemos un tren a toda pastilla que te hace olvidar de un plumazo las máscaras de goma de las pelis de Frakes y el pesadito rollo "New Age" al que intentaba jugar La Nueva Generación en sus entregas menos inspiradas.

Ni siquiera hay un intento de recuperar a un personaje supuestamente mítico, que a mí siempre me ha dado algo de grima, como es Data. JJ y sus compinches están a recuperar el espíritu inocente en el mesaje pero profundamente intrincado en la trama que caracterizó las primeras pelis y la serie de Star Trek. Se cepilla sin peidad lo que vino después, y éso es una declaración de principios en sí misma: pasemos de evoluciones, vayamos a la médula. Y aprueban con nota.

Los actores están bien, aunque Anton Yelchin no le haya pillado el punto exacto a Chejov y Uhura se haya alejado un pelín del rollo "Foxy Brown" de la original. McCoy, en cambio, queda intacto en manos de Urban, incluída la diferencia de edad con el resto, muy acertada. Sin embargo, esta peli es de Zachary Quinto. Escogido probablemenete por su parecido con Nimoy (a JJ le pierde su adicción a las fachadas, o como dice Nacho Vigalondo, "sus frecuentes incursiones en el universo l'Oreal"), el joven actor encuentra el punto exacto de frialdad y comunicación y confirma que el bluff "Héroes" le debe, prácticamente, su existencia misma.

JJ (acabo) cumple con su estilo habitual, a medio camino entre Michael Bay y Spielberg, si bien alguien debería decirle que los primeros planos a razón de medio segundo el corte marean un poco en una pantalla gigante. Y que dar vida a los FX llenándolos de reflejos y dopplers ya lo hace Kaminsky, pero no es necesario en cada jodío plano. Aparte de éso, el tipo sabe lo que es la épica, lo que la diferencia del intimismo, y sólo le falta un puntito de oscuridad al anfrentarse a los aspectos más sangrientos de la acción.

Por lo demás, Michael Giaggino es el puto amo. Conseguir que no eches de menos a Jerry Goldsmith es como para que te crezcan un par de huevos adicionales por chulería.

Y ya está. Es una pena que esta peli se haya dado un pequeño bofetón en taquilla en España, sobre todo teniendo como únicas contrincantes a "X-Men Disasters: Lobezno?en serio?" y "Ángeles y demonios", que si es el doble de buena que el libro, ya no es mortal y sólo da vergüenza ajena. Y es una pena porque en tiempos de ver pelis en pantallas de PC, versión "guarromanScreener" vale la pena cascarse una del espacio con algo de ingenio. Sin intentar entender la historia, por éso.

29.5.09

...Porque Nos Quitan La materia Prima

Este señor NO ES un Hijo De La Gran Puta:


porque su pobre madre no tiene seguramente la culpa de que suelte lo que suelta por ese agujero que tiene en la cara:

"Abortar es peor que abusar de niños"

Pensémoslo. El derecho de una mujer a decidir si quiere o no quiere hacerse cargo un pequeñajo por el resto de sus días es peor que destrozar la mente, el cuerpo y la voluntad de ese mismo crío por la vía de hacerle cosas que no quiero ni imaginarme (y esconderse cual sabandija después, o echar tierra por encima cual mafioso en Las Vegas cualquiera). No es comparable, claro que no. Una cosa es un derecho, la posibilidad legal y sanitariamente garantizada de hacer lo que te salga de los huevos con TU cuerpo y TU hijo; la otra es una monstruosidad, inconcebible para personas con algo de decencia, cometida sobre LOS HIJOS DE OTROS.

Es evidente por qué dice lo que dice este cuervo siniestro: si no hay niños no deseados, si no hay monaguillos sin padres que les reclamen, si no hay críos abandonados porque a sus madres no les dejaron abortar y los tuvieron que dejar al cargo de La Secta esta, ¿de quién van a abusar los gordos de morado? ¡les quitaremos la carne fresca!

Ahoguémosles. De verdad, es por su bien. Están sufriendo. Hagámosles caso y protejamos a los niños...

...alejándoles lo más posible de esta gente!!

28.5.09

Ahora la SAGE allana

Así rápido:

El administrador de un sitio de enlaces a descargas P2P va a abrir su puerta y se encuentra con 5 personas que dicen venir "del juzgado" a revisar sus discos duros. El chaval les deja pasar, mientras llama a David Bravo para que le aclare la situación. Mientras no le localiza, los "legales" registran sus ordenadores, incluyendo uno para el que tienen que saltarse una contaseña, y finalmente informan de que se los llevan todos.

Cuando por fin Bravo se pone al teléfono, es decir, cuando alguien que sabe de qué va la historia y al que no pueden engañar con jerga legal se hace cargo de la situación, se aclara que esa gente no tiene autorización alguna para llevarse nada, ni por descontado entrar en casa alguna ni registrar nada; el auto que traen es un simple requerimiento para que el dueño de la casa presente sus discos duros al juzgado que instruye una causa contra él, de cuya existencia se han olvidado de informarle.

Los caraduras se largan de su casa con el disco que él mismo les entrega para ahorarse el viaje; no sin antes soltar un "no deberíamos haberte dejado llamar al abogado" súper democrático.

Los delincuentes (lo son porque entraron en una casa sin autorización, y éso es DELITO) eran todos personas relacionadas con la parte demandante de la causa: secretaria, abogado, procuradora y perito informático enviados por la SGAE.

Se meten en nuestros DVDs, en nuestros meils, en nuestos intercambios P2P y en los garitos en los que tocamos o vemos tocar a la gente. Nos ponen anuncios en los cines. Nos llaman ladrones cada vez que nos cobran un canon por el artículo 33.

Pero ahora ya se meten en nuestra casa.
¿QUÉ SERÁ LO PRÓXIMO?

BASTA.

HO HAVEU VIST!!!!!!!



22.5.09

La Camiseta De La Muerte

Aprende, Gabilondo



Lo del idioma y el origen es circunstancial: vale para todos los Camps, Zapateros, Aznares, Rajoys y BORBONES que sufrimos por estos lares. Suscribo, sobre todo, la última palabra.

14.5.09

Antonio Vega

Nunca fui especialmente fan de Nacha Pop, y conocía las canciones de Antonio Vega de los recopilatorios, los revivals y de lo que ponen en la radio y las recuperaciones "nostálgicas" de series y pelis.

Ahora que falta, he sentido curiosidad y me he encontrado con un músico total, un artista clásico, y sobre todo algo que no abunda en el pop: un letrista superlativo. Sin complejos ni coartadas por el estilo escogido: nada de experimentos rockeros, ni exploraciones musicales para escapar de tan desprestigiado género. Pop puro y duro del bueno, del que todavía se puede escuchar sin la capa de cachondeo o de "es que ésto me gustaba cuando era joven, qué quieres".

Es una pena que la gente tenga que morirse para que le tengamos respeto. Porque hasta hace una semana, Antonio Vega era "ese tío enfermizo que no se tiene en pie en los conciertos de los abuelos esos de los 80".

Pues nada, ahí va el pequeño homenaje desde el séptimo.



Es la canción que más me gusta de las que le he escuchado. Es que soy un poco nenaza.

PD: quizá no es el momento de hacer cachondeo, pero tengo que decirlo: es una pena doble que haya coincidido su muerte con la presencia en televisión de una "cosa" con apariencia de serie que lleva por título el de su canción más famosa. Otra prueba más de que Antena 3 ES GAFE.

4.5.09

Lobezno

Madre Mía. Voy a ver si no me hago mucha mala sangre. Porque X-men empezó bien, siguió DE PUTA MADRE y acabó decentemente, y Hugh Jackman me cae bien, y Liev Shreiber está correcto, y hasta Danny Huston parece no desmerecer a Brian Cox.

Durante un rato parece que la cosa va bien. Lobezno y su hermano son indestructibles y tienen sed de sangre, ergo, se alistan en los marines. Luego pasan a formar parte de un proyecto secreto de supersoldado, el Arma X. Mola. Un grupo de soldados mutantes con poderes en busca de un meteorito de metal superchachi. Sigue molando. Y entonces Logan se mosquea (al parecer, las atrocidades cometidas en todas las guerras en las que ha participado hasta entonces no le han despertado la conciencia) y se escapa. Y le dejan ir. Y ahí se jode todo.

Personajes que son y no son, que entran y desaparecen, situaciones forzadas, diálogos ridículos, tramas que empieza y mueren sin llegar a sitio alguno, y al final un clímax ridículo y redentor que, en una sola escena, destruye a Masacre, introduce a Xavier, libera a Stryker, VOLATILIZA INCOMPRENSIBLEMENTE a Dientes de Sable y Gambito y le quita la memoria a Lobezno. De una tacada. Ríete tú de la economía narrativa de Rohmer. Claro que teniendo en cuenta que se pasa una hora intentando apuntalar una relación amorosa imposible, tópica hasta la náusea, moteada por peleas entre hermanos a cada cual con una resolución más gilipollas, no queda tiempo para mucho.

La peli está mal escrita, mal fotografiada, y diseñada y montada con desdén. Lo de los FX es especialmente triste porque si algo no falta hoy en día es pasta y capacidad de asombro hasta en la mierda más casposa, pero aquí, una paletada de troncos deja de moverse de un frame a otro, y los cromas cantan más que en El Tiempo de TVE de hace 5 años; lo cual te da una idea del mimo y el cariño con el que han hecho la peli: ninguno. Los únicos que se salvan son los actores, que defienden como pueden personajes de la densidad del alcohol de quemar, a excepción de Ryan Reynolds, que entre que sale poco y que cuando lo hace tiene la boca tapada, no puede más que intentar hacer algo con el cuerpo, aunque no tenga precisamente el cuerpo que cabe esperar de un personaje llamado MASACRE. Hugh Jackman y Schrieber consiguen transmitir algo, aunque los caprichos del guión les hagan bailar la lambada con su relación de hermanos (que, dicho sea de paso, ni viene de los cómics, ni hace falta para la trama, ni además tiene pies ni cabeza, vamos que igual tuvo sentido en algún borrador, pero esas páginas se las comió el perro).

Hubo rumores de mala hostia en el rodaje porque a Gavin Hood no le dejaban hacer lo que le daba la gana. Viendo como planifica y como lleva el "tono", parece mentira que su única virtud sea poder reivindicar el trabajo de Brett Ratner en la tercera. Últimamente se está poniendo de moda darle blockbusters de derribo a directores con cierto nombre (Hood ganó un oscar a la mejor peli extranjera por Tsotsi; otro ejemplo sería la directora de Crepúsculo, que se llevó chorrocientos premios con una peli independiente). Parece que no aprenden del churro que hizo Ang Lee con el primer Hulk. Las pelis de hostias necesitan gente que sepa lo que está haciendo: para empezar, quemar un guión cuando apesta a kilómetros. Una vez más, se demuestra que los artesanos a los que no conoce ni su padre son los mejores mercenarios posibles: Martin Campbell, Louis Leterrier. Gente que sabe lo que hace sin necesidad de gilipolleces como la metáfora de la Luna y el espíritu (oings).

En resumidas cuentas, es mala. Está mal hecha, y su única virtud es que es corta, y además no aburre, excepto en un par de momentos. Te echas unas risas, vale par un ratico tonto, pero desde luego está muy por debajo de toda su saga, en todos los aspectos. Los 10 minutillos de X-Men 2 en los que se atisba TODA la trama principal de ésta valen más la pena.

Y ahora a esperar Star Trek. Adoro el verano.

17.4.09

¿Qué Hay En La Caja?

Por si el vídeo de los 4 chavalicos que se montaron un desembarco en Normandía con 2 cámaras y cuatro trajes no era suficiente...

He aquí lo que un estudiante holandés se casca con 150 euros y unas (muchas) horas de After Effects:


Y yo lamentándome por el puto Media Encoder. Si es que debería ser panadero...

PD: vía Microsiervos.

14.4.09

¿Véis Como Tenía Razón?

Soy daltónico, razón por la cual nunca he prestado atención a todo lo relacionado con los colores. Es como si a alguien con un defecto auditivo de nacimiento intentan enseñarle solfeo absoluto: no sólo no es capaz, es que además se la suda. De pequeño pintaba la hierba naranja y todo el mundo se reía; pero a mí no me daba vergüenza porque, simplemente, para mí era la realidad.

Lo cual te lleva a idas de olla tipo Matrix (¿es TU azul el mismo azul que el SUYO?) bastante rayantes.

Pero no soy el único.

Ahora a ver quién es el guapo (o la guapa, sobre todo), que me discute que el nombre de los colores es totalmente arbitrario, convencional, y no tiene más base real que la propia educación.

8.4.09

Y Para Una Que Colamos, ¿Tiene Que Ser ÉSTA?


Manda huevos. Para una vez que los titiguitegos y pancarteros del audiovisual español metemos el cabezón en el Gobierno, tiene que ser la Sinde. La que convierte todos sus guiones en una reivindicación feminista venga o no a cuento. La guionista de "Mentiras y Gordas".

La actual ministra de cultura dijo cuando lo de la ley del cine que el cine debería depender del ministerio de industria y no del de cultura. Qué follón de frase: pues sí, es el Efecto Sinde, que todo lo lía y al final no se entiende.

En la última reunión de ALMA, sindicato de guionistas, se estaban debatiendo cosas como qué parte del pastel nos toca a los creadores por las descargas y los DVDs, osea, lo que hace un año llevó a la huelga a los guionistas yankis. Sinde, que además de guionista era entonces presidenta de la Academia del Cine, levantó la mano, y en medio de la guerra del P2P y una asamblea que planteaba una huelga por mejoras laborales, suelta que "de lo que hay que preocuparse de verdad es de por qué los guionistas en España dejan tan poco espacio a la mujer".

No me preocupa que sea una feminista recalcitrante de las plomos, ni que como Presidenta haya sido tan victimista y antiyanki como todos los demás; lo que me preocupa es que esta mujer tiene una fijación por el ADSL que ni Ramoncín, y si César Antonio Molina, que poco tenía que ver con el audiovisual, ya anunciaba que tomaría medidas "impopulares", miedo me da alguien con la misma actitud, el mismo poder, pero que además se juega SUS PROPIOS CUARTOS en el lance. Veremos.

Ésta es nuestra nueva ministra de cultura. Seguimos p'abajo: Aguirre, Calvo, Molina, y ahora Sinde. Se ve que los verdaderos intelectuales y gente de cultura es demasiado inteligente como para dedicarse a la política.

3.4.09

10 Años De Matrix

Esta semana se ha cumplido una década del estreno de "Matrix". Parece mentira que el postmodernismo tenga ya diez años.

Yo soy de los que en su día babeé por ir a verla y salí del cine echando pestes. Todo el mundo flipando y yo de aguafiestas: "es que... se muere a la media hora". Sigo pensando igual, pero con matices. Es cierto que su genial idea de partida, sin ser nueva, sí que está valientemente situada en el terreno de la ciencia-ficción heavy metal: críptica, adrenalínica y con una definición estética sorprendente. Que luego los hermanos Chunguitos, como los bautizó un amigo mío, se hacen la picha un lío y se pierden en tres cuartos de hora francamente malos hasta recuperar el puslo, es igualmente cierto. Y que esa esquizofrenia entre destellos de brillantez y el descenso a los más elementales resortes de las "pelis-tunning" les acompañaría, recargada y amplificada, en las dos infumables secuelas, es una verdad como un templo.

Pero a ver quién tiene huevos a negarle a Matrix su lugar en la historia. Creó escuela, y éso no se puede negar. Llevó la amoralidad narrativa del videoclip a la narración pura, la desvergüenza estética del eclectismo fin de siglo a ser en sí misma una estética, y los homenajes a todo tipo de medios, algunos tan oscuros como el cabello de Trinity, a convertirse en cliché. Muchas cosas serían hoy imposibles sin Matrix; no sólo por su avance en los efectos especiales (en realidad, hace tiempo que el cine ha dejado de ser puntero en este campo: todo lo que Matrix presenta como nuevo ya se usaba en publicidad), sino por sus muchos otros hallazgos: "Perdidos", sin ir más lejos, con su batería de referencias cruzadas y vida extranarrativa, es hija bastarda de la peli de los Chunguitos.

De lo que no hay duda es de que Matrix sólo hay una. Reloaded y Revolution contienen ideas que, de haber estado ya en la primera, la hubieran convertido en un Blade Runner sin discusión; pero ahí estab Joel Silver para pedir más armas y menos hermetismo, y por éso hubo que rapartirlo todo en 3, dejando morir las ideas por puro esparcimiento. Igual alguien podría remontar una sola peli con todo lo que vale la pena de las 3, y hacer la Matrix: Revisited que, en realidad, sería lo que de verdad pasaría la historia.

Feliz cumpleaños, Neo.

1.4.09

Urgencias Cierra


Esta noche, la ABC emite el último capítulo de Urgencias. Han sido 15 temporadas de éxito fluctuante, agluna que otra crisis y varios relevos. En la época dorada de las series que vivimos, no parece nada más que el final de otra histórica, en particular una que se aleja bastante del modelo actual, marcado por riesgos narrativos (Lost), personajes impensables hace unos años (House) o temáticas heavy metal (Dexter).

Sin embargo, el fin de Urgencias es el fin de la primera serie que hizo todo éso, ella solita. La primera vez que la sangre salpicó a un protagonista en la cara; la primera vez que morían niños en pantalla; la primera vez que los personajes buenos hacían cosas malas, y los malos decían verdades como puños. La primera serie valiente que logró 40 millones de audiencia en sus buenos tiempos.

No voy a recordar ahora cómo nació Urgencias. Tampoco cómo la maltrató TVE hasta hace bien poco (dadas las circunstancias, no estaría mal que alguna cadena la repusiera desde el principio, en capítulos diarios). Sólo decir que en casa compramos las 3 primeras temporadas de una tacada, y que planemos ir comprándola completa poco a poco. Porque hay cosas que hay que tener.

Urgencias es bastante mejor que muchas series encumbradas actualmente gracias a la salvaje promoción, la novedad y el frikismo Internetero. Es mejor porque es una serie "de médicos", que hace morir de vergüenza a casi todas las series de médicos (y perderse en un vergonzoso infierno de olvido a engendros como "Hospital Central"). Y aunque sus virtudes son muchas, he intentado hacer una listica de lo que en mi opinión la hace tan buena:

1) LA VALENTÍA DRAMÁTICA. En Urgencias no tienen miedo de matar a un crío, o a su madre en el parto. Uno de los protagonistas es un cabrón responsable de varios suicidios. Su protagonista principal murió de cáncer a media serie, y lo vimos. Hay una coja que es una hija de puta, un pediatra putero, un residente drogadicto, un médico que se queda manco por culpa de un helicóptero. Y a todos ellos los odiamos, los compadedemos y los comprendemos según lo que hagan; igual que a las personas que conocemos en nuestra vida.

2) EL RIGOR. Urgencias es médicamente exquisita. No tienen miedo de que no se entienda la mitad de lo que dicen los diálogos. No hay personajes-comparsa ni animaciones CGI que expliquen al público los entresijos médicos en lenguaje comprensible, como en House. Para un profesional del medio, es sorprendente ver que los actores saben ponerse los guantes como se enseña en los institutos y las facultades, mientras sueltan órdenes médicas reales como una ametralladora. Es evidente que está dramatizado, pero cuela porque es una dramatización de la realidad, y no una imitación de otra ficción, como en Hospital Central.

3) EL RITMO. Urgencias es un drama a ritmo de peli de acción, con escenas de acción que duran capítulos enteros. Las tramas se intercalan, se relacionan, se abren y cierran en una sola secuencia o a lo largo de 3 temporadas, lo mismo da. Ruedan las operaciones como John MacTiernan y las conversaciones como Clint Eastwood. La Steadycam vuela por el plató, mientras los despachos y las casas se retratan con serenos planos estáticos, que impactan e involucran más que los primeros planos cámara al hombro, que han dejado de tener sentido a base de exprimirlos. Y está tan bien montada que da rabia: sin aspavientos, sin golpes de efecto, sin excesivos alardes de montajes paralelos ni esa manía actual de vehicular set-pieces con una cancioncilla de moda.

4) LA VALENTÍA TÉCNICA. Son unos sobraos en todo. Hay planos secuencia de 7 minutos, en movimiento, con entradas y salidas de hasta 15 personajes. Hay un capítulo con una inundación y un rescate en helicóptero. En la primera temporada hay un tiroteo en plena calle antes de los créditos. Hay secuencias enteras en despachos o casas rodados con la única luz de una lámpara de escritorio. Y esa pericia la aplican hasta en los momentos más intrascendentes: ayer mismo vimos un diálogo corto en un bar: vemos a Green sentado, en plano estático, y por la ventana de detrás a Ross acercándose; entra en el bar, se sienta, hablan, Greene se levanta y se va, Ross le sigue (y la cámara a él), salen fuera, siguen hablando, Green cruza la calle y la cámara le sigue, se da la vuelta y vemos a Ross frente al bar donde estaban, en la calle. Cualquiera que haya estado en un rodaje sabe que sólo plantearse ésto es motivo de angina de pecho de un par de personas. Y esta gente rueda la serie en 16mm, no en vídeo.

5) EL RIESGO. Cuando tienes una serie con 40 millones de audiencia a pesar de todo lo que tenía en contra, sientes que tienes que mirar más allá del abismo. Y Urgencias lo hizo: un capítulo en directo. El capítulo 200 no se grabó, sino que se interpretó y emitió en tiempo real, como una obra de teatro, con coreografías de actores y equipo técnico que duraban de pausa a pausa publicitaria, con todo el mundo vestido de sanitario por si se colaba en plano cuando no debía, con varias unidades de rodaje siendo pinchadas según tocara. Como el Saturday Night Live de ahora, pero con la dificultad de que ni es un programa de humor donde se permita la improvisación, ni se trata de sketches aislados, sino que tiene que haber una continuidad. Ah, y como en USA hay dos franjas horarias, al acabar el capítulo hubo que volver a hacerlo entero, de nuevo, para la costa Oeste. Ésto, amigos, es un hito. Y lo hicieron dos veces más, en dos temporadas distintas.

6) EL SONIDO. Si ves las escenas eliminadas o las tomas falsas del DVD, te falta algo. Y es que para no distraer ni dificultar los diálogos, gran parte de los cacharritos estaban insonorizados, y metidos sus sonidos en postproducción. Ésto quiere decir que cuando alguien dice "está fibrilando", ha entrado segundos antes un sonido de fibrilación que no estaba en la escena. Parece fácil, pero teniendo en cuenta que los capítulos se montaban en 2 días, y que cada uno de ellos tenía su propia banda sonora independiente, no lo es.

7) LOS ACTORES. Pocos repartos han sido tan ajustados y perfectos como el personal del County. Con la ventaja de poder desarrollarlos a lo largo del tiempo, los actores los hicieron suyos, destilando una sensación de camaradería pocas veces repetida. Los guionistas y la continuidad de la serie tienen mucho mérito en ésto, pero sin duda los intérpretes fueron los auténticos artífices del milagro. Capaces de soltar jerga médica durante minutos y minutos, pisarse deliberadamente, definir estados de ánimos con miradas de un segundo, y pasearse por las escenas como si realmente trabajaran en ese hospital. Y ni todos son guapos y buenos ni todos tienen personalidades retorcidas que den para una trama completa: son simplemente personas, que pueden lucir guapos o feos, o cansados, o exultantes, o extravagantes, o anónimos, según les venga en gana. Como muestra, un botón: la enfermera Lydia, auténtica mina de miradas y frases molonas que pasan como un suspiro; ¿alguien sabe de quién hablo? Pues ni siquiera tenía una trama para ella sola, simplemente estaba ahí, y en Urgencias éso ya es suficiente.

8) LA VARIEDAD. Urgencias va de una sala de Urgencias de un hospital, éso está claro. Pero va sobre todo de lo que puedes encontrate ahí, osea, de cualquier cosa. Aprovecha el microcosmos de los personajes fijos para desarrollarlos en sus vidas, y al mismo tiempo el carácter temporal del paso de los secundarios por el escenario para enlazar miles de cosas. No hay un modelo de capítulo de Urgencias: hay personajes recurrentes, episodios que retratan un día y otros que transcurren en semanas, diagnósticos que no se cierran, medias historias retomadas semanas después. Si el ritmo narrativo de la serie es de titanio, el ritmo dramático es un alarde de chulería: según convenga. Y éso, acotumbrados al desconcierto ya tópico de Lost, o al a veces irritante mecanicismo de House, es una sobrada.

Y además hay cosas como que es emocionante sin ser sensiblera, que tiene un halo poético casual, que tierne sus toques de humor de todos los colores, y que algunos de sus capítulos son verdaderas películas.

No está de más ahora que todo el mundo ve mil series, que nos acordemos de que hoy cierra la que empezó todo ésto, y su mérito va más allá de haber sidom simplemente, la primera.