10.8.09

Sin Insultos

No hay palabras ni insultos ni exabruptos ni ofensas en mi vocabulario para expresar la repugnancia que me inspira este señor y sus declaraciones:
Este Hijo de su Santísima Madre cree que el primer paso para sentarse a negociar el diálogo social es que se acepte una bajada de sueldos de al menos el 1%. De entrada.

El 1% de lo que este mamarracho cobra por lo que sea que haga debe ser un pastón pero le debe seguir dejando para regar la popa del yate. Un 1% no es nada. Son 750 gramos de mi cuerpo. 10 euros de mi prestación de desempleo. Apenas una lata de cocacola llena de mi sangre. ¿La quieres? Ven a cogerla si tienes huevos, caradura.

Es increíble que por cosas como estas no estemos quemando a gente en las plazas. En muchos de los fregaos que tenemos montados nos hemos metido solitos, pero desde luego hay una panda de hijos de puta que tendría que armarse de valor para soltar lo que suelta por la boca sin guardaespaldas cerca.

Propongo algo más constructiva y menos traumático. Hace algunos años, cuando este país vivía en la Edad Media que tanto les mola al Bigotes Cachas y su patulea de serpientes rastreras, este interfecto se apropió de unos 300 millones de euros procedentes de las arcas del estado (ése que pagamos todos) por vía de una "ayudita" de la SEPI para que su empresa, la humilde agencia de barrio Viajes Marsans, reflotara una pequeña compañía de transportes, Aerolíneas Argentinas. 300 millones de leuros. Suena bestia, pero en pesetas es para flipar: 50.000 millones.

El 1% de lo que NOS robó el chorizo éste son 500 millones de pesetas. 3 millones de euros no nos sacarán de esta puta crisis, pero igual se los podríamos quitar cada mes de la nómina al buen señor. Al fin y al cabo, son nuestros. Y así igual veríamos la luz al final del túnel...

... que si el mundo fuera justo, sería la que emitiría la hoguera en la que quemáramos a este pobre de espíritu.

Siento la bilis, pero llevo unos días de un susto tremendo con uno de los gatos, y tener que sufrir por la pasta que cuesta salvar a un ser vivo, cuando hay tanto saco de carne ocupando espacio...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada