8.1.09

Gomorra

Yo sé, y tengo las pruebas. Yo sé dónde se originan las economías y de dónde toman su olor. El olor de la afirmación y de la victoria. Yo sé qué exuda el beneficio. Yo sé. Y la verdad de la palabra no hace prisioneros, porque todo lo devora y de todo hace una prueba. Y no debe arrastrar contra pruebas ni hilvanar sumarios. Observa, sopesa, mira, escucha. Sabe [...]. Yo sé dónde se deshojan las páginas de los manuales de economía, transformando sus fractales en materia, cosas, hierro, tiempo y contratos. Yo sé.

Roberto Saviano. "Gomorra".

Es muy fuerte leer algo tan brutalmente altivo de alguien que ha sacado su información de haberla vivido. Saviano habla de la mafia, pero también de nuestro mundo, de esta realidad que mira hacia otro lado mientras se resigna o se escuda en lo complejo de las respuestas para no plantearse preguntas. Gaza, Irak, la crisis, el Rey. Todo nos sobra, pero no queremos ensuciarnos las manos ni los ojos del olor a napalm por la mañana.

Saviano vive amenazado, protegido y perseguido hasta el fin de sus días, aún cuando todo lo que sabe ya está puesto en un libro y no hay manera de impedir que se sepa. Pero la amenaza sigue siendo él, porque él no sólo lo sabe: también lo entiende. Y éso es lo peligroso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada