24.12.07

Casi Soy Leyenda...


En la entrada de "The Bourne Ultimatum" comentaba lo que mola ver que alguien le echa pelotas a algo; en aquel caso, los responsables de la saga Bourne a hacer una serie de pelis de acción alejadas de la MTV y tratando al espectador de igual a igual.

La nueva adaptación de la novela de Matheson, es casi casi un ejemplo parecido de lo anterior. Poco esperan los espectadores que van al cine a ver los blockbusters de cada temporada encontrarse con lo que desfila por la pantalla durante la primera hora y poco de "Soy Leyenda", a saber: una versión salvaje del tramo central de "Náufrago". Lejos de jugar a la premisa manida de "bueno, el tipo está sólo, pero ahora aparece ésto, y luego lo otro y al final sólo está sólo porque lo dice el trailer", la peli tiene los santos bemoles de seguir a un único personaje y su perrica durante su desolada rutina diaria, en una impresionante ciudad de Nueva York totalmente vacía. Hay un flashback recurrente que nos remite al desastre, lleno de gente gritando y follones por todos los lados, pero no son un alivio para el espectador, sino uno más de los gajos en los que se descompone el protagonista, soberbio Will Smith durante esa parte de la peli.

Porque "Soy Leyenda" son dos películas: la pequeña y sorprendente historia pequeña, inteligentemente planteada y valientemente desarrollada que cada cierto tiempo surge en el campo del fantástico y la ciencia ficción; y su secuela, el vacío y proteínico chute de golpes de efecto y FX a porrillo en que los personajes son meros mecanismos de la trama. El problema es que nos la ponen una detrás de otra, y es como ver "Spider-man" 2 y 3 seguidas: pasas de lo sublime a lo estúpido sin avisar, y éso está muy feo.

Hay un momento, una magnífica escena íntima y terrible, consecuencia directa de toda la hora que la precede, en que Neville se ve abocado al abismo. Un momento filmado con exquisitez extrema por un Lawrence francamente sorprendente. Fundido a negro, y off del prota. Genial. Seguro que Protosevich dejó el guión ahí. Qué guapo ha quedado.

Problema: viene Akiva "sutil-como-un-cortacesped" Goldsman y (cuidado!) piensa: joder cómo molaría este final SI NO LLEVÁRAMOS SÓLO HORA Y CUARTO DE PELI Y HUBIERA HABIDO UNA PUTA EXPLOSIÓN. Y aplica la "fórmula Akiva": repetir hasta que quede claro, con mucho fuego y mucha velocidad, para llegar a los 100 minutos y poner algo en el trailer que atraiga a los espectadores de menos de 15 (años y CQ).

A partir de ahí, Lawrence defiende como puede un tercer acto 100% mamotreto Hollywoodiense de 150 millones: defensa de la familia, psicología de los personajes escupida en diálogos obvios, y escena supermegapepino de decisiones extremas... y tontas hasta decir basta, que el espectador que ha disfrutado como un enano hasta entonces recibe con un alzamiento de ceja y un ¿ein? algo incómodo. Ni Will Smith parece cómodo en un último asalto que tira por tierra toda la gama de colores interpretativos que se ha ido forjando durante el resto del metraje (absolutamente brutal el momento del saludo a "la chica del videoclub"). Total, que al final es como cuando vimos "Spider-man 3": me gustó más lo anterior.

Por éso Soy Leyenda es casi un pepino de peli, pero se queda a las puertas porque no se le han echado las pelotas necesarias para continuar hasta el final el tono y el concepto que mantiene con solidez durante los dos primeros tercios. Francis Lawrence consigue imprimir ritmo sin recurrir al Parkinson del montaje; los FX son de órdago y Will Smith, durante ese cacho, es la Megaestrella respetable capaz de todo y con dos cojones como dos castillos. Ojalá la hubieran estrenado como "Grindhouse", en dos mitades, y yo me quedaría con esos dos tercios. El resto, para sacar imágenes en el trailer y poca cosa más.

PD: MUY MAL hacer los vampiros/zombis/mutantes/infectados en CGI. Hay momentos en que parece que estás viendo "La Momia".

PD2: Akiva Goldsman, dedícate a adaptar a John Grisham y deja la Sci-Fi pa los que saben.

PD3: Francis Lawrence merece una alerta de Google. Este tío SABE rodar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada