25.3.08

Rafael Azcona: se fue el Gran Guionista


Cuando uno piensa en guionistas, le vienen a la cabeza Daton Trumbo, Billy Wilder, Diamond, David Koepp, o Dios en la Tierra que es Steven Zaillian. Guionistas de oficio de toda la vida, que uno pone de ejemplo en cursos y conversaciones, y que imagina fumando ante una máquina de escribir, en mangas de camisa, ordenando hojas de bloc para cuadrar el ritmo.

Uno no se imagina a un guionista en la forma de un señor de Logroño bajito y panzudo, con jersey de punto y aspecto de profesor de escuela, y con maneras tan campechanas como el señor de la ferretería de la esquina. Y sin embargo uno de los más grandes guionistas que ha dado el cine es, era, exactamente así.

Rafael Azcona murió el domingo y lo hizo como lo hizo todo: sin alardear. El señor detrás de "Plácido", de "Bienvenido Míster Marshall", de "Belle Epoque", nos ha dejado, y el triste panorama del cine español se queda, si cabe, más huérfano aún de talento, porque sólo hay que ver lo que ha ganado el Goya este año para darse cuenta de que los Azcona que pueda haber, que no son muchos, tampoco tienen mucho que hacer, porque este señor escribía películas y lo que hacemos ahora a duras penas se merece que se les llame así. "La Soledad", desde luego, no.

Lejos de acritudes, sin embargo, demos un último adiós a este genio que de haber sido americano hubiera gozado de fama y prestigio mundiales pero que, siendo como era de Logroño, pues ha sido, ni más ni menos, el más grande de los escritores para cine que ha dado este país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada