23.1.08

Heath Ledger ha muerto!!!!


Anoche encontraron en su apartamento de NY a Heath Ledger cadáver junto a un bote de pastillas.


Informaciones contradictorias dicen que, además, le encontró un miembro de su personal de servicio cuando fue a decirle que la masajista que había pedido acababa de llegar. En otro medio dicen que en realidad estaba en casa de Ashley Olsen, una de las gemelas de "padres forzosos" que al parecer llevan el caminico de Britney Spears. Total, que Heath Ledger ha muerto.


Debido a lo escabroso de la muerte y a que el chaval era un actor joven y guapo, ahora muchos programa del corazón se apresurarán a dar la noticia. Primero tendrán que averiguar quién era, porque al hacer tanto tiempo que dejó de ser portada de la SuperPop igual les faltan referentes. Y probablemente destacarán su interpretación en Brockeback Mountain, no por lo magnífico de ésta, sino porque hacía de vaquero homosexual.


Así que antes de que toda esa gentuza que no sabe ni por qué no ha habido gala de los Globos de Oro se apresure a convertir este suceso en carne de tomate, le haremos un homenaje como se merece: hablando de su profesión.


Heath Ledger era australiano, rubio, guaperas y fuertote, y además un actorazo como la copa de un pino. En su momento hizo series juveniles y alguna pelicullilla de instituto, como "10 razones para odiarte", una peli que no estaba mal más que nada porque de ella salieron algunos de los mejores actores jóvenes que pululan por ahí: Ledger, Julia Stiles y Joseph Gordon-Levitt. Luego vino un buen papel en una peli lamentable, "El Patriota", y un protagonista ridículo en una peli infecta, "Destino de caballero", y al parecer aprendió de los errores porque el chaval no volvió a cagarla: "Two Hands", "Monster's Ball" y la oportunidad de su vida: "Brockeback mountain", donde tenía el papel más agradecido y donde brillaba de principio a fin (sobre todo al fin). Su gran consagración como estrella iba a llegar este verano, con "El caballero oscuro", secuela de "Batman begins", donde tenía la tarea de poner en la pantalla a un Joker de verdad y hacer olvidar la exhibición de histrionismo de Jack Nicholson; en el trailer parecía que lo iba a conseguir... Ledger iba camino de convertirse en un actor al estilo de Bruce Willis, Russel Crowe o Hugh Jackman; actores con un físico rotundo y una gran capacidad de transformación, que lo mismo se cascan un protagonista en una superproducción que un secundario de lujo en un proyecto pequeño pero jugoso.


En fin, una pena que en lo que llevamos de año se hayan ido dos actores jóvenes de los que siempre hacen interesantes sus papeles en lugar de encadenar un éxito estúpido tras otro y luego quejarse de la falta de buenos papeles (¿me oyes, Orlando?). El tro, Brad Renfro, tenía una carrera más discreta y una afición al desfase algo más pública. Francamente, lo de Heath Ledger no me lo esperaba.


Y tenía mi edad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada